org.primefacesprimefaces7.0

Diego y Sandra Tamayo

Supervisor Distrito 4

Diego HernanTamayo

Conozco del Señor Jesucristo en el año 1997 en el mes de marzo, a los 22 años de edad. Llego a la congregación después de cumplir el servicio militar obligatorio, tenía una relación amorosa con Fidelina Escobar González, quien sería mi primer esposa con la cual después de convertidos a Cristo contrajimos matrimonio y por 10 años. Cuando llegamos a la congregación por invitación del Pastor Francisco Valencia el cual nos evangelizó en la peluquería donde laboraba Fidelina, asistimos a una reunión familiar el domingo en la congregación Misión Carismática al  Mundo, donde empecé mi proceso de sanidad interior por causa de violencia intrafamiliar e infidelidad de mi padre Hernán Tamayo, al cual odiaba con todo mi corazón por el maltrato a mi madre, en un encuentro Dios sana mi corazón hacia mi padre y decidí perdonarlo y ahora tenemos una buena relación padre-hijo. Luego de los 10 años muere mi primera esposa de cáncer lo cual marco mi vida, siendo sanado por el poder del espíritu de Dios que llenó mi vacío. Dios me da una nueva oportunidad en el amor y conozco a Sandra Elena Rengifo, su testimonio es el siguiente:

Sandra Elena Rengifo

Conozco al Señor Jesucristo a la edad de 29 años, fui muy maltratada psicológicamente en el seno de mi hogar, crecí en un ambiente de pobreza extrema en el cual si había una sola comida al día era una bendición, siempre fui muy aplicada en mis estudios por lo cual no dejaba de asistir a clases, y muchas veces me desmayaba en el colegio porque estaba mal alimentada, la directora sabía de mi situación y me daba algo de alimento para recuperarme. Aunque no conocía a Dios como ahora siempre elevaba una oración a mi manera y a pesar de que era católica no me gustaba repetir oraciones, hablaba con Él, de Padre a hija. Hablando de mi padre terrenal, un hombre infiel, mentiroso e irresponsable, el cual nos abandonó a mis tres hermanos y a mí, yo tenía 6 años, pues le dijo a mi madre, o tienes una relación conmigo o defiéndase sóla con sus hijos. Cumplió su promesa y nunca nos apoyó financieramente, ni moralmente. Con muchos vacíos en mi corazón y en búsqueda del amor tuve una relación tóxica con un hombre muy parecido a mi padre… así que cansada de la vida que llevaba me separé de él a los tres años de vivir juntos y decidí entregar mi vida a Jesús para servirle todos los días de mi vida. Quien me predicó fue mi hemano mayor Jawseman, tremendo evangelista. En mi proceso de restauración pude perdonar a los que me hicieron daño y avanzar en mi crecimiento ministerial, empiezo a dirigir célula de niños por tres años y con el ministerio de jóvenes de la  Misión Carismática al  Mundo, y mientras le servía al Señor Jesús, encontré al amor de mi vida Diego Tamayo con el cual me casé, pues Dios me confirmó más de cinco veces que éste sí era el hombre que Él había elegido para mí, tuvimos dos años de noviazgo y llevamos diez años de estar felizmente casados.

Ministerialmente llevamos cinco años de servirle al Señor Jesús como pastores distritales en el Distrito 4, que abarca las comunas del oeste y norte 2,3 y el centro de la ciudad de Cali. A cargo de 42 células familiares, y un promedio de 300 personas.

Mi esposa Sandra de Tamayo es la pastora de iglesia infantil mcmkids hace tres años. Y muy gozosos de servir al Rey de reyes y Señor de señores, Jesucristo.