PRIMER PRINCIPIO

1

 

 

PRIMER PRINCIPIO

 

La caracteristica fundamental de Dios es el  ¨Amor¨ Este es su atributo central.

Este amor se ha manifestado de una forma  práctica, pues nos ha dado a Jesucristo para  nuestra salvación:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha  dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que  en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3:16

 

Por otra parte, Dios tiene un plan maravilloso:

¨El ladrón no viene sino para hurtar y matar y  destruir; yo he venido para que tengan vida, y  para que la tengan en abundancia.¨

Juan 10:10

 

 

 

SEGUNDO PRINCIPIO

2

 

SEGUNDO PRINCIPIO

 

La Biblia es enfática al afirmar que todos somos  pecadores. No somos pecadores porque pecamos  antes bien, pecamos porque somos pecadores.

¨Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de  la gloria de Dios.¨

         Romanos 3:23        

Hay una separación llamada ¨pecado¨ es un  muro infranqueable que no podemos superar por  nuestras propias fuerzas.

Muchos tratan de sortear esta muralla por medio  de las religiones, las filosofías, la educación o las  buenas obras.

Pero el pecado es una mancha tan adherida a  nuestra alma que no hay nada que podamos  hacer por nosotros mismos para ser limpios y  tener paz e intimidad con Dios. Por lo tanto, la  VIDA ABUNDANTE no puede llegar a nuestras  vidas a causa del muro del pecado.

 

 

 

TERCER PRINCIPIO

3

 

TERCER PRINCIPIO

 

Cuando Jesús murió en la cruz se operó la GRAN  TRANSFERENCIA

Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo  pecado, para que nosotros fuésemos hechos  justicia de Dios en él

2 Corintios 5:21

 

Dios padre cargó el pecado de toda la humanidad  sobre Cristo, para eliminar ese MURO DIVISOR  que nos estaba separando del creador.

Dios transfirió los pecados de la raza humana,  desde los tiempos de Adán hasta los pecados de  quienes no han nacido todavía, y los cargó en su  hijo Jesucristo quien derramó su sangre para que  podamos aplicarla a nuestros pecados y así,  recibir el perdón de los mismos.

 

 

CUARTO PRINCIPIO

4

 

CUARTO PRINCIPIO

 

El arrepentimiento es vital y no solamente  consiste en dolerse de la culpa, sino que es una  DECISIÓN voluntaria de no volver a cometer el  pecado.

Por tanto, para que sean borrados sus pecados,  arrepiéntanse y vuélvanse a Dios, a fin de que  vengan tiempos de descanso de parte del Señor.

Hechos 3:19

Debemos confesar nuestras fallas a Dios; no  necesitamos hacerlo ante otro pecador, puesto  que la Biblia dice:

Pero te confesé mi pecado, y no te oculté mi  maldad.
 Me dije: «Voy a confesar mis transgresiones al  Señor», y tú perdonaste mi maldad y mi pecado.

Salmos 32:5

Debemos aceptar a Cristo y entregarnos  totalmente a El, recibiéndole en nuestros  corazones como el único y suficiente Señor y  salvador de nuestras vidas; y así experimentar la  VIDA EN ABUNDANCIA que Dios tiene  preparada para nosotros.